Noticias

Jubileo de La Merced 2018

Puerta Santa Jubileo de La Merced

Indulgencia Plenaria

800 años de fundación de la  Orden de la Merced

La indulgencia plenaria limpia las huellas que el pecado, confesado, deja en el alma. Nos concede “la gracia del perdón completo y total por el poder del amor del Padre que no excluye a nadie”. (Papa Francisco 01/09/2015)

¿Quiénes?
Personas que ingresen a un templo jubilar y cumplan los requisitos de:

  • confesión sacramental
  • comunión eucarística 
  • oración por las intenciones del Papa

¿Cuándo?
Desde el 17 de enero de 2018 hasta el 17 de enero de 2019.

¿Dónde?
En todos los templos conventuales y parroquiales confiados a la familia mercedaria Calzada y Descalza.

Imágenes Jubilares Peregrinas

Seguí con nosotros el recorrido de las imágenes Jubilares por el país:

Comenzó en Santiago del Estero la peregrinación de las imágenes Jubilares

Imágenes Jubilares en Tucumán

Imágenes Jubilares en La Rioja

Imágenes Jubilares en Mendoza

Próximos destinos:

En agosto llegarán a tierras cordobesas: el 9 llegarán a la Estancia Yucat, luego, en septiembre estarán en la Basílica de La Merced de Córdoba Capital. A partir de octubre parten hacia Buenos Aires, llegando a Ranelagh, Berazategui, en principio, en noviembre estarán en la parroquia Nuestra Señora de los Buenos Aires de Caballito, y en diciembre finalizarán el recorrido en la Curia Provincial, el Convento Grande de San Ramón Nonato en pleno microcentro de la ciudad de Buenos Aires.

Agradecemos difusión y esperamos contar con sus oraciones.

 

ORACIÓN JUBILAR

LA MERCED: 800 AÑOS

Madre de la Merced,

que suscitaste en tu servidor Pedro Nolasco

el deseo de imitar a Cristo Redentor,

poniendo su vida al servicio de los más pobres

de entre los pobres, los cautivos;

al prepararnos a celebrar el Jubileo mercedario,

te pedimos que eleves nuestras oraciones al Padre,

fuente de misericordia,

para que seamos capaces de contemplar

la faz de tu Hijo en el rostro de los cautivos de hoy

y ofrezcamos, alegremente, llenos del Espíritu Santo,

nuestras vidas como moneda de rescate

por nuestros hermanos

que viven privados de libertad y sin esperanza

en las nuevas periferias de la cautividad.

Amén.

Te puede interesar