Noticias

En María de Cervellón reconocemos el valor de las mujeres. Testimonio del grupo Guadalupe

Recursos

Hoy, 19 de septiembre, en el marco de la novena a Nuestra Madre de La Merced, celebramos a Santa María de Cervellón, la primera mujer en recibir el hábito mercedario. Distinguiendo la labor de las mujeres de nuestras comunidades especialmente, les acercamos un testimonio de los talleres del Grupo Guadalupe de Mendoza Capital.

Historia y oración a Santa María de Cervellón

Anuario de Acción Mercedaria: conocé nuestros proyectos sociales

En la figura de María de Cervellón, queremos distinguir a las mujeres que, atraída por el empeño liberador, se convirtió en el consuelo de los pobres, de los enfermos y de los cautivos, en el Hospital de Santa Eulalia.

A través de un testimonio anónimo (reservaremos la privacidad de la persona que gentilmente nos compartió su experiencia de vida) queremos reconocer y valorar el gran aporte de las mujeres de nuestras comunidades.

 

“MI PASO POR  GUADALUPE”

“Conocí el taller por una de mis hermanas, yo estaba en una etapa difícil, sufrimos abandono de persona, golpes, trabajo infantil. Ya habíamos pasado hasta por la DINAF (Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia. Gobierno de Mendoza), etc. 

A pesar de todo empezamos a ir al taller de Guadalupe, era nuestro refugio, un grupo de personas que estaban en situaciones parecidas. Conocimos a Gabriela y Javier, Patricia, Pini y Andrea, de los que recuerdo,  sin pedir nada nos brindaron herramientas para pintar  a pesar de que no sabíamos ni cómo empezar (se ríe).

Recuerdo que en un día nos quedamos en la calle con mi hermana y la beba que tenía en ese entonces unos 6 meses y las 2 éramos menores. Gaby y Javi nos ayudaban en el taller y fuera del taller, nunca nos dejaron de ayudar,  se movieron para conseguir un lugar para que durmiéramos y no estar en la calle, nos daban ropa, comida y hasta nos cargaba el abono para poder ir al taller, nunca nos habíamos sentido tan mimadas y el saber que le importábamos a alguien era hasta raro. Recuerdo que yo estaba depresiva, llamaba la atención y Patricia siempre me hablaba con las palabras que me llegaban al corazón y me daba ganas de salir adelante. Vivimos infiernos pero ir al grupo Guadalupe nos alejaba por 1 día de nuestros días malos.

Empezamos a trabajar con mi hermana, dejamos el taller porque no nos daba el tiempo, estudiábamos y nos fuimos a vivir solas, conocí a mi actual pareja y fuimos creciendo juntos, que me ama, me cuida, me hace muy feliz. Tuve 2 hijos que son mi vida entera  estoy en  mi lugar soñado.

Con esto quiero agradecer al grupo Guadalupe porque si ellos no hubieran aparecido en mi vida  mi rumbo sería otro, seguiría en drogas, prostitución,  delincuencia y hasta violada... Suena feo pero es así. Sinceramente sin la ayuda de Gaby, Javi y Patricia yo no sería quien soy hoy, ellos me ayudaron sin ver ni pedirme nada  simplemente más que agradecida con ellos”.

  

 “Guadalupe” está dentro de los proyectos para mujeres víctimas de violencia y trata de personas. El grupo desarrolla un programa de talleres en relación al rescate de mujeres en situación de prostitución, acompañamiento y capacitación en oficios. El proyecto es realizado por un grupo de 12 personas con distintos perfiles profesionales que trabajan con mujeres en situación de vulnerabilidad y de calle.

Se busca dar contención y apoyo, de forma sistemática y sostenida a mujeres que ejercen la prostitución y –a través de ellas-, a sus grupos de convivencia más próximos y que se encuentran en riesgo social. Este objetivo lo logran a través de la implementación de distintos talleres que se constituyen en propuestas de promoción humana para las chicas y, especialmente, en el contacto personal y diálogo con cada una de ellas, poniendo el acento en el encuentro, en el abrazo, la sonrisa y la ternura del trato que busca reflejar el abrazo, la sonrisa y la ternura de Dios con cada uno de nosotros.

El grupo Guadalupe trabaja en equipo y en articulación con los Mercedarios, centrados en la pastoral social de la Casa de Espiritualidad de Mendoza y en el área específica de la comunión liberadora.

Cuatro acciones claves son las que sirven de ‘pivotes’ y ayudan a describir el tipo de actividades que se realizan actualmente en el Proyecto:

  • Salidas a terreno
  • Talleres de moda y peluquería
  • Apoyo profesional específico
  • Reuniones de formación y organización

 

Talleres proyecto Guadalupe

En la Casa de acogida Nuestra Señora de la Merced se cuenta con salones donde se realizan los talleres.

Taller de moda, en convenio con los Centros de Capacitación para el Trabajo (CCT), dependiente de la Dirección general de Escuelas. La capacitación habilita a las mujeres para tareas de costura, corte y confección de indumentaria para niños y adultos.

Taller de Peluquería, bajo el mismo convenio. La capacitación habilita a las mujeres para tareas de corte de pelo a niños y adultos.

En ambos talleres el cargo de docentes es sostenido por la Dirección General de Escuelas quien es la responsable de otorgar la certificación al finalizar cada curso.